CAPSULA DEL TIEMPO

LA CÁPSULA DEL TIEMPO «VERNIANA»

En Septiembre del pasado año comenzaron unas curiosas y misteriosas excavaciones.
Un equipo de arqueólogos e historiadores pertenecientes a la Universidad de Descartes en París y The Explorers Club de New York descubrieron algo misterioso, gracias a las nuevas tecnologías como los drones y georradares que nos ayudan a descubrir cosas increíbles que sin ellos no hubieramos sido capaces de lograrlo y mucho menos llegar a pensar en estudiar ni interaccionar con objetos, tesoros… que nos aportan información de tiempos de los que nunca sabremos cómo eran , ni sus costumbres, creencias en su totalidad.

El estudio se basaba en el gran interés por Julio Verne, sus obras, sus pasajes, el análisis de su tumba y sobre todo el misterio que rodea a este gran autor. Se han utilizado complejos algoritmos de geoposicionamiento y fueron capaces de identificar una zona dónde podría encontrarse algún tipo de objeto u obra oculta asociado a Verne.

El équipo de arqueólogos e historiadores han realizado un descubrimiento muy especial, a la vez lleno de incertidumbre, han descubierto una caja de metal datada de finales del siglo XIX ubicada cerca del Pirineo francés, en la región de Occitaniahan. En este hallazgo se encuentra una caja metálica de finales del siglo XIX que se encontraba enterrada.

La han denominado o asemejado con una cápsula del tiempo donde la introducción de objetos y enseres relacionados con la época en la que se crea hace posible la conservación perfecta, la no contaminación de los objetos que en ella se depositan, aguantando y soportando el paso del tiempo.Es una caja de metal, en la que se intuyen unos grabados lamentablemente ilegibles casi a su totalidad debido a la oxidación y al paso del tiempo.

Un primer estudio mediante rayos X ha revelado algunas pistas sobre las piezas del interior, mostrando documentos, libros y objetos metálicos de diferentes tamaños y formas. Lo que abre un abanico de preguntas sobre la información que contiene.

No se ha podido demostrar que el contenido perteneciera al gran autor Julio Verne o a alguien muy cercano a él, ni que pudieran ser apéndices de sus grandes obras literarias que nos darían más información sobre criaturas marinas, artilugios fantásticos, creados en la mente de un hombre adelantado a su época, con ideas revolucionarias que algunos decantan por alguna ayuda misteriosa. Lo que si sabemos es que nos dejó un largo legado de aventuras y emociones que al leer sus obras no nos dejan indeferentes.

Exite un segundo paso en del proyecto donde se incluye la exposición de dicha caja y seguimiento de la investigaciones que podría realizarse dentro de pocos meses.

Sheila Gutiérrez y Miguel Linares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *