Caso Vallecas

Caso Vallecas

El 27 de Noviembre de 1992 es un día clave en la historia de la fenomenología paranormal española.
Un grupo de cuatro policías (entre los que se encontraba el inspector jefe Jose Pedro Negri) se personan el un domicilio vallecano de la calle Luis Marín alertados por la llamada telefónica del padre de familia.
Una vez en dicho domicilio, los policías se encuentran a toda la familia refugiada en el comedor presa del miedo. Le comentan que son victimas del ataque de un supuesto fantasmas, oyen voces, ven figuras y sufren todo tipo de fenómenos paranormales.
Los agentes comienzan a inspeccionar el inmueble y observan una serie de fenómenos que plasman en el informe oficial del cual mostramos varios estractos:

“…que estando sentados en compañía de toda la familia, pudieron oír y observar como una puerta de un armario perfectamente cerrada, cosa que comprobaron después, se abrió de forma súbita y totalmente antinatural, lo que desencadenó una serie de sospechas en el inspector-jefe y los tres policías allí presentes.”

“…Que no habían salido de la sorpresa y comentando la misma, se produjo un fuerte ruido en la terraza que pudieron comprobar que no había nadie por lo que las referidas sospechas aumentaron y se reforzaron, tomando el suceso un interés insospechado.”

“…Que momentos después pudieron percatarse y observar como en la mesita que sostenía el teléfono y, concretamente, en un mantelito, apareció una mancha de color marrón consistente que, el Z-2, identifica como babas.”

“…Que en el recorrido que hicieron por las diversas habitaciones de la casa, observaron un crucifijo de madera al que, el fenómeno al que estamos haciendo referencia, le había dado la vuelta, arrancándole el cristo que estaba adherido al mismo. Que , según manifiesta una de los hijos, tomo el cristo del suelo y lo adhirió detrás de la puerta de la habitación junto a un poster produciéndose también de forma súbita y extraña, tres arañazos sobre el citado poster, cayendo de nuevo al suelo el cristo que, en una primera instancia, como más arriba digo, se encontraba pegado a la madera.”

¿Por que se produjeron los fenómenos?

Parece ser que todo se achaca al fallecimiento de Estefanía, hija de los Gutiérrez Lázaro. Aficionada a practicar ouija. En una ocasión comenzaron una sesión en el colegio para contactar con el novio de una amiga. La sesión fue interrumpida por un profesor y segun los testigos, un humo se introdujo en el interior de Estefanía.
A raiz de este hecho Estefanía comenzó a sufrir convulsiones, visiones y sufrir una enfermedad que ocasionó su muerte el 14 de Agosto de 1991.
Anteriormente, el abuelo de Estefanía fallecía en el domicilio donde se personó el cuerpo de policía.

Tras los hechos de ese día, poco tiempo despues decidieron mudarse del domicilio.

Sheila Gutiérrez y Miguel Linares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *