Ciencia

¿QUÉ OCURRE CUANDO FABRICAMOS LOS RECUERDOS?

Es un enigma que ha sido descifrado por un equipo de investigadores de Estados Unidos y Japón en los que explican que cuando creamos un recuerdo lo hacemos por duplicado, recogemos dos memorias en un mismo evento, una de estas es la del presente y la otra memoria del resto de la vida, la que permanece para siempre.

Los datos que teníamos nos llevaban a la conclusión de que los recuerdos se creaban a corto plazo y sin saber muy porqué algunos pasaban a formar parte de los recuerdos de largo plazo

El estudio ha demostrado que en la fabricación de recuerdos intervienen dos partes fundamentales del cerebro, el hipocampo lugar de los recuerdos a corto plazo y la corteza cerebral donde se encuentra la memoria largo plazo.

Henry Molaison ya dió alguna pista sobre esto en la década de los 50, su hipocampo quedó dañado durante una cirugía de epilepsia que tuvo y por este motivo no era capaz de tener nuevos recuerdos, pero todos los recuerdos anteriores no habían desaparecido.

La teoría que existía en la comunidad científica era que los recuerdos se forman en el hipocampo y luego se trasladan a la corteza donde son “almacenados”.

El equipo del Centro de Genética de Circuitos Neuronales Riken-IMT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, EE.UU.) demostraron con un arduo trabajo que no era así exactamente como ocurría el proceso de creación de recuerdos.
En el estudio que se realizó con ratones se dieron cuenta de que algunos recuerdos muy concretos y específicos sobre todo los relacionados con motivos personales se forma un grupo de células cerebrales conectadas en reacción a un shock, a un detonante.

Los investigadores utilizaron luz transmitida al cerebro para controlar la actividad de las neuronas individuales que, literalmente, pueden cambiar los recuerdos a on-off como si de un interruptor se tratase.

Todo el estudio paso a paso y las conclusiones y resultados fueron publicados en la revista Science, donde quedó demostrada la teoría de que los recuerdos se forman simultáneamente en el hipocampo y en la corteza.

Una de las curiosidades del estudio es que quedó demostrado que si existía un bloqueo en la conexión del hipocampo y la corteza la memoria a largo plazo no llegaba a su maduración. Quedando por probada la conexión y vínculo entre estas dos partes del cerebro.

Pero el profesor Tonegawa, director del estudio creó un gran debate exponiendo sobre la mesa que podría ser un gran paso en el entendimiento de algunas enfermedades que afectan a la memoria, poniendo el ejemplo de la demencia.